Santa Catalina de Siena

Creo que es tu manía persecutoria

La que nos ha hecho encontrarnos

También es la responsable

De que no duerma bien

Por eso del hacha que tengo en la espalda

Somos adictos al dolor gratuito

Al olor fortuito que desprendes

A la eclosión momentánea

A las fotos instantáneas

Que no paran de repetirse

Nos nutrimos con mentiras

Es la cimentación de cada uno

De los sonidos que emiten nuestras gargantas

Juro

Que jamás volveré a pedirle a Dios

Que nos mate

Al menos hasta el mes que viene

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s