Filosofía para idiotas

Se me hiela el cerebro

Se humedecen mis ojos

Ya ha sido suficiente para ti

Has volado de la copa a mis labios

De mis labios al olvido

Fugaz como un disparo

Eficaz como un psiquiatra

Son veinte puntos de sutura

Veinte heridas que se curan

Que se curarán mal

Como de costumbre

Hoy he aprendido

Que la miel del presente

Son las cenizas del mañana

Y a mi me encanta vivir envuelto en llamas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s