T

No hay día que no te piense

Como una efímera imagen

Que sacudió mis neuronas

Más que todas esas sustancias

Que salían conmigo cada noche

Por que si hay una palabra

Que pueda definirte

Tiene que ser exigua

Exigua y vehemente

Como un orgasmo

A los quince años

Tú y yo somos aire

Moléculas desplazadas

En una línea que no nos corresponde

Y quizás nunca más vuelva a verte

Pero me gustaría poder mirarte

Y decirte que

Somos esclavos del presente que añoramos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s