obligaciones de mentira

La pasión nos abandonó

Dejándonos con ganas de nada

Explotamos en una patética danza corporal

Que nos hizo renacer

Convertimos las cenizas en coherencia

Y ahora respiramos el mismo aire

La pasión colgaba de un fino hilo de seda

Por el cual no hemos sabido trepar

Dejando caer

Nuestros delicados cuerpos de cristal

Contra el asfalto

Destrozado y jubiloso

Te vi salir por mi puerta

Dibujando paréntesis con tus dedos

Ahogándome una vez más

En el amargo sabor de la victoria

No sé cómo ni por qué

La concupiscencia me atraviesa la garganta

Y me deja con ganas de menos

Pero de más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s